Xataka
Contenidos contratados por la marca que se menciona. +info

 

La potencia de los móviles actuales es superior a la de muchos portátiles, especialmente si nos referimos a los teléfonos de las gamas prémium y ultra. El Samsung Galaxy S21 Ultra 5G, sin ir más lejos, incorpora un SoC Exynos 2100 de Samsung, junto con nada menos que 12 GB de RAM y almacenamiento de 128 GB UFS 3.1.

Para aprovechar totalmente las posibilidades de terminales tan potentes como los de la serie S21 (el Ultra 5G, pero también los S21 5G y S21+ 5G), Samsung ha perfeccionado la tecnología DeX para la conexión de los terminales a pantallas u ordenadores. DeX hace referencia a “DeXtop”, aludiendo a una forma de interacción que gira alrededor de pantallas más grandes que la del propio dispositivo móvil.

La interacción en pantalla grande: productividad y diversión por igual

Al añadir la interacción en pantalla grande, Samsung abre las puertas a un uso del móvil muy similar al que podemos tener con un portátil. Además, Samsung, desde la introducción del Galaxy Note 20, ha añadido la posibilidad de conectar el terminal a la pantalla grande, sea un ordenador o una pantalla de televisión o un monitor, de forma inalámbrica. Esto hace que no sea necesario usar un cable HDMI o USB-C para conectar el terminal al monitor/TV o al ordenador.

En las pantallas y monitores, esta conexión inalámbrica depende, eso sí, de que sean compatibles con Miracast. En el caso de los ordenadores, lo único que necesitamos es que ambos equipos, el ordenador y el móvil, estén conectados a la misma red WiFi. Por supuesto, podemos seguir usando cable para la conexión, pero no es una imperiosa necesidad.

De este modo, se abren infinidad de escenarios posibles para sacar todo el partido a nuestros terminales Samsung Galaxy, tanto para el ocio como para la productividad. La forma de usar DeX cuando nos conectamos a un ordenador o a una pantalla/TV son diferentes en algunos aspectos. Por ejemplo, cuando lo hacemos a un ordenador (o Mac), no necesitaremos usar la pantalla del móvil como touchpad y/o teclado.

Presentaciones en un pispás

Con Samsung DeX, conectarse a una pantalla externa, como pueda ser un monitor o un televisor, es inmediato: si es por cable, el procedimiento no requiere nada más que conectar y listo. Tenemos como opción, en Ajustes/Conexiones, elegir para HDMI si queremos que la conexión sea en modo Samsung DeX o en modo Screen Mirroring.

El modo Samsung DeX permite seguir usando el móvil mientras en el monitor o televisor usamos otra aplicación. Por ejemplo, para presentaciones como las de PowerPoint, podemos llevarla en el Galaxy S21 Ultra 5G y, tras conectarnos a la pantalla de la sala de reuniones, controlar las slides desde el móvil empleando el panel táctil que podemos activar en un momento dado a modo de touchpad y teclado en pantalla.

Si la pantalla es compatible con Miracast, no necesitamos ni un solo cable para ello y tardaremos unos minutos en tenerlo todo listo. Para iniciar la conexión, solo necesitamos ir a Ajustes en el Galaxy S21 Ultra 5G (u otro modelo compatible con DeX) y activar DeX. A partir de ahí, podremos identificar qué dispositivos (pantallas o PCs o Mac) son compatibles y podremos elegir el que nos convenga.

Reuniones más productivas

Podemos extender el caso de uso de las presentaciones de PowerPoint a otros escenarios. Por ejemplo, podemos mostrar fotos, vídeos, documentos o, si usamos el S-Pen en el caso del Galaxy S21 Ultra 5G, será posible realizar anotaciones aún más precisas sobre lo que estemos compartiendo en la pantalla. Recordemos que el escritorio de la pantalla/TV es independiente del S21 salvo cuando usamos el móvil para controlar el escritorio DeX mediante el touchpad virtual y el teclado en pantalla.

Podemos incluso usar Zoom para reuniones en pantalla grande usando la cámara de nuestro smartphone. Versatilidad máxima y aprovechamiento perfecto de las posibilidades del terminal.

Películas en pantalla grande mientras chateamos con los amigos

Otro uso interesante, más relacionado con el ocio, es el del visionado de contenidos como los de YouTube, Amazon Prime Video, HBO o Filmin, entre otras plataformas, en la pantalla / televisor mientras usamos el móvil para chatear, por ejemplo.

O para jugar, escribir correos, ver fotos o navegar en Internet indagando sobre detalles acerca de lo que estamos viendo, o ver otros vídeos de otras apps, por ejemplo. Y todo ello de forma inalámbrica sin que haya que usar cables de ningún tipo.

El modo DeX para pantallas/televisores es diferente al modo DeX para PC/Mac. En el modo PC/Mac, no podremos ver contenidos de estas plataformas. Es una cuestión de derechos de reproducción. En el modo DeX para pantallas, sí.

El modo ‘mirror’ sigue siendo posible

En algunos casos, el modo “espejo” para la pantalla seguirá siendo interesante. Como decíamos antes, podemos cambiar la forma de conectarnos a una pantalla en las opciones de ajuste de Conexiones dentro del apartado HDMI. Es factible elegir si tendremos escritorios independientes en el móvil y la pantalla externa, o escoger el modo espejo, donde lo que hacemos en el móvil es lo que vemos en la pantalla.

Usa tu ordenador para trabajar cómodamente con el smartphone

El modo DeX para PC y Mac, gracias a la incorporación del modo inalámbrico de conexión, mejora tanto en comodidad como en funcionalidad. Es como tener una conexión de escritorio remoto con el smartphone, pero con la ventaja añadida de que en el móvil podremos usar otras aplicaciones sin que interfieran con lo que hagamos desde el ordenador.

Este modo integra de forma natural el teclado y touchpad del equipo que estemos usando en la forma de trabajar con las aplicaciones de los Galaxy S21 5G. Añadimos también una multitarea real con gestión de ventanas similar a la de Windows o MacOS.

Lo único que tenemos que hacer es instalar la app DeX para Windows o Mac y conectar el terminal móvil y el equipo PC/Mac a la misma red WiFi. Sin cables y con total libertad de movimientos para usar el móvil de forma independiente.

Juega en el móvil mientras escribes correos en DeX

Un ejemplo para este tipo de uso es el de jugar en un terminal Galaxy S21 5G mientras editamos documentos o escribimos correos en la aplicación DeX. La independencia es total y la potencia de procesamiento de estos terminales puede gestionar perfectamente este escenario de multitarea extremo.

Podemos tener varias ventanas abiertas a la vez en DeX, como si estuviéramos en Windows o Mac. El sonido se reproduce en el ordenador o en el smartphone: podemos cambiar la salida de audio sin problemas. Está todo muy bien pensado.

Comparte archivos rápidamente con el ordenador PC o Mac

Cuando trabajamos con DeX desde un PC o Mac, será factible compartir fácilmente algunos tipos de archivos desde DeX al ordenador y viceversa. Es cuestión de arrastrar y soltar directamente sobre la pantalla de DeX o una aplicación (que admita esta interacción) para compartir archivos fácilmente.

Desde DeX hacia el ordenador también es cuestión de arrastrar y soltar. Más fácil imposible. De este modo, podemos integrar el flujo de trabajo en el smartphone con el del ordenador. Y de un modo natural.

Ya sean documentos, fotos, vídeos o música, es rápido y fácil compartir archivos entre ambas plataformas. Es una integración máxima.

Da una nueva vida a tu portátil antiguo

Con DeX y un terminal de la serie Samsung Galaxy S21 5G, podremos hasta dar una nueva vida a nuestras equipo portátil antiguo. Imaginemos un escenario en el que tenemos un equipo Mac o Windows portátil y ligero de hace ya algunos años. La potencia no es suficiente como para trabajar, pero el móvil no tiene una interfaz de teclado y ratón y multiventana óptimas para trabajar con la productividad deseada.

Si instalamos Dex en el equipo portátil, estaremos “cambiando el motor” del equipo usando el del Galaxy S21 5G para trabajar, y el teclado y la pantalla como método de entrada o incluso como sistema de almacenamiento adicional para el móvil. Es la simbiosis perfecta y podremos usar muchas de las aplicaciones habituales, con la particularidad, eso sí, de que son apps de Android.

Pero si la funcionalidad que ofrecen es suficiente (y en muchos casos lo es), tendremos una plataforma de productividad basada en DeX muy buena. Como mínimo equivalente a la de un Chromebook, por poner un ejemplo que se entienda fácilmente como referencia. Y decimos como mínimo, porque la tienda de Google Play de los smartphones tiene más apps que la de Chromebook. Y el rendimiento de los Galaxy S21 5G es mucho mayor que el de la mayoría de los Chromebook, por no decir todos.

Un valor añadido excepcional

Samsung ha conseguido idear una forma útil y fácil de aprovechar todo el potencial de rendimiento de los terminales móviles de última generación. Tanto para productividad como para ocio, DeX es uno de los secretos mejor guardados de Samsung, junto con el S-Pen, de cara a diferenciarse frente a otras propuestas.

Merece la pena pensar en posibles usos para cada caso concreto. Estos han sido solo algunos, pero las posibilidades son muy numerosas y casi a medida para cada tipo de usuario.

Imágenes: Samsung