Xataka
Contenidos contratados por la marca que se menciona. +info

 

La fotografía y el vídeo son dos aspectos que los usuarios tienen muy en cuenta cuando están en proceso de búsqueda de un smartphone. Y más aún cuando se trata de un móvil de gama alta como es el caso de la serie Samsung Galaxy S21 5G. El máximo exponente de la familia es el Galaxy S21 Ultra 5G, con un conjunto de cámaras más completo y versátil que los Galaxy S21+ 5G y Galaxy S21 5G. Estos dos últimos sí comparten las mismas cámaras, aunque con diferencias en la parte de dimensiones o batería.

En lo esencial, los tres terminales comparten aspectos como la grabación de vídeo 8K, las cámaras ultra gran angular, gran angular y tele (3x híbrido en el caso de los S21+ 5G y S21 5G, y 3x óptico y 10x óptico en el S21 Ultra 5G) y cámara selfi con opción para capturar autofotos con angulares abiertos y menos abiertos dependiendo de cuántas personas tengan que salir en la foto.

Muchas funciones y cámaras

Uno de los problemas de los teléfonos con múltiples cámaras y modos llega en el momento de elegir qué cámara usar en una situación concreta. O incluso elegir el encuadre y la composición. O decidir si conviene más un vídeo o una foto. Todo son elecciones posibles que puede que consigan que, finalmente, no capturemos la escena que queremos en un momento dado.

Por supuesto, los usuarios que busquen proactivamente la multiplicidad de cámaras y modos fotográficos tendrán en los Galaxy S21 y, especialmente en el Galaxy S21 Ultra 5G, una navaja suiza de la fotografía y el vídeo. Pero Samsung ha evolucionado sus herramientas de captura fotográfica y videográfica para que todos los tipos de audiencia encuentren lo que buscan en esta serie.

No es incompatible tan siquiera que, en un momento dado, un usuario más “pro” use algunos de los modos inteligentes y hasta desatendidos de captura de fotos y vídeos. O viceversa, que un usuario menos “pro” se adentre en los modos más creativos para hacer un retrato, una panorámica, una foto de arquitectura o urbana, o un vídeo costumbrista, por poner algunos ejemplos.

El objetivo es que las cámaras se usen al máximo. O, visto de otro modo, que no se desaprovechen en un momento dado, poniendo en manos de los usuarios las máximas opciones posibles. Veamos algunas.

Captura única

Aprovechando los avances en IA, el modo de Captura única permite precisamente eso: capturar una serie de fotos y vídeos durante el tiempo que estemos recorriendo la escena con el móvil en la mano. Para ello, nos moveremos con el terminal apuntando hacia los rincones singulares de lo que estamos presenciando, de modo que el resultado será una colección de fotos y clips de vídeo con diferentes efectos y angulares.

Podemos elegir qué tipos de fotos y efectos queremos registrar, así como modificar el tiempo de captura única hasta los 14 segundos. La interfaz nos recuerda que movamos la cámara recorriendo la escena. La IA ayuda al dispositivo a elegir las fotos y vídeos más significativos.

 

De este modo, no tenemos que elegir entre foto o vídeo. Tenemos ambos tipos de contenidos como resultado, lo cual es notablemente útil en muchas situaciones en las que no somos capaces de tomar la iniciativa para elegir el tipo de recuerdo que queremos tener de ese momento que acabamos de presenciar. Las fotos y vídeos, además, están correctamente elegidos. Por lo menos no desentonan. Un mérito que hay que anotar a la IA, encargada de “elegir” las mejoras tomas.

Modo director: creativo y entretenido

Para la captura de vídeo, Samsung ha ideado el Modo director, con el que podemos activar la captura simultánea tanto desde las cámaras traseras como desde la frontal. Un ejemplo de uso sería ir recorriendo las calles de una ciudad mientras nos grabamos a nosotros mismos también haciendo las veces de narradores del clip.

La interfaz, además, permite cambiar la cámara trasera que está grabando, con opciones para elegir entre la ultra gran angular, la gran angular y el zoom 3x. De este modo, convertimos el móvil en un mini estudio de realización, cambiando la cámara de un modo rápido si la acción lo requiere. El último videoclip de Aron Piper, grabado íntegramente con un S21 Ultra 5G, es buena muestra de ello.

Podemos activar o desactivar la cámara frontal antes de empezar a grabar con el Modo director, pero una vez grabando, no es posible dejar de usarla. Sin cámara frontal, este modo sigue siendo útil gracias a la opción de cambio rápido de cámara trasera, para conseguir ese efecto de “realización” rápida.

Space Zoom: precisión de franco tirador para las focales largas

Los zoom que los Samsung Galaxy S21 5G ponen en manos de los usuarios son francamente “largos”. En los S21+ 5G y S21 5G tenemos 3x híbrido-óptico y 30x Space Zoom, mientras que en el S21 Ultra 5G tenemos hasta 10x óptico y nada menos que 100X para Space Zoom. A partir de 10x empezamos a adentrarnos en el territorio digital, eso sí. Pero la combinación de una base óptica robusta y un procesamiento por IA solvente nos ofrece un resultado es utilizable y, cuando menos, informativo.

El bloqueo de zoom, por otro lado, facilita el encuadre en focales por encima de 20x, activando un sistema de estabilización que permite que las fotos no salgan movidas y que podamos encuadrar correctamente los motivos.

El resultado son zoom completamente utilizables y estabilizados incluso para distancias focales súper largas de 30x o 100x.

Vídeo 8K y fotos de 33 Mpx: lo mejor de ambos mundos

Los Samsung Galaxy S21 5G pueden grabar vídeo con resolución 8K. Si bien es una resolución superior a la de la mayoría de los televisores actuales, esta compañía permite extraer fotogramas del vídeo con 33 Mpx de resolución. De este modo, tenemos lo mejor de ambos mundos: el vídeo y la fotografía. Si tenemos dudas acerca de si graba vídeo o hacer fotos, grabando la escena con vídeo 8K nos quedamos tanto las fotos como el vídeo.

En un momento dado, llegado el caso, podremos editar el vídeo para convertirlo en 4K y ahorrar el espacio de almacenamiento. Pero solo es recomendable hacerlo cuando hayamos extraído todos los fotogramas que consideremos oportunos. Si tenemos un televisor 8K, entonces tendremos en nuestras manos la fórmula perfecta para grabar contenidos y verlos en todo su esplendor a la resolución nativa de la pantalla y de los vídeos 8K capturados con los Galaxy S21.

Como se puede ver, es otra forma de evitar que nos equivoquemos: si podemos tenerlo todo, mucho mejor.

Estabilización: OIS y mediante IA

Samsung tiene estabilización óptica en las cámaras gran angular y las teleobjetivo. Son las que se benefician de la estabilización OIS de un modo especial. Las ultra gran angular, por sus peculiaridades ópticas, no precisan de estabilización óptica para fotografía, aunque Samsung añade estabilización electrónica Súper Steady Video para la grabación de secuencias en movimiento.

Esta ayuda digital mediante IA hace que la grabación de vídeo sea mucho más estable y comparable a la grabación con cámaras de acción especializadas. Además, tenemos captura de vídeo a 60 fps cuando las condiciones de luz lo permiten.

De este modo, Samsung minimiza otro de los apartados que hacen que las fotos y los vídeos salgan mal: la trepidación.

Al servicio de la creatividad

Estos modos son algunos de los más destacados en los Galaxy S21 5G enfocados a que las fotos y los vídeos salgan bien y pensados para que los usuarios aprovechen las posibilidades creativas de todas las cámaras en el mayor número de situaciones.

Además, tenemos los modos para fotografía nocturna, la detección de escenas por IA y otras ayudas, como la corrección de la perspectiva en las fotografías tomadas con la cámara ultra gran angular. Esta corrección es óptima para aquellas tomas en las que los motivos en los bordes de las fotos aparezcan especialmente deformados por la perspectiva extrema del ultra gran angular. Como veis, Samsung ha pensado en todo.

Los modos retrato añaden efectos de iluminación de estudio, con una precisión excelente en la elaboración de las máscaras para aplicar los efectos de desenfoque o realce del fondo.

Si queréis tomar el control manual, es posible desactivar estos automatismos y trabajar en modos manuales con el control sobre los parámetros fotográficos. Y también obtener fotos en RAW para eliminar aún más elementos de procesamiento digital. En algunos casos, los usuarios más puristas tendrán en el modo RAW una forma de sacar partido a los sensores elegidos por Samsung, especialmente en el modelo Ultra 5G.

Sea como fuere, es complicado hacer mal las fotos con estos teléfonos Galaxy S21 5G, que parten de una tecnología de sensores y ópticas de muy alta calidad y tecnología, sobre la que se añaden herramientas de automatización e IA de las más avanzadas del momento.

Vídeos e imágenes: Samsung y Manuel Arenas